Artículos

Creado en Martes, 29 Octubre 2013

Lipólisis láser: un procedimiento que elimina la grasa localizada

 

shutterstock Pos operatorio

No es un tratamiento para la obesidad, es lo primero que debemos saber, aclara el doctor Darío Cabello Baquero, cirujano plástico que realiza la lipólisis láser todos los días.

 

El procedimiento recibe muchos nombres, pero es el mismo, y “su objetivo es la lipoescultura con láser destruyendo definitivamente las células grasas. Igualmente comprime la piel en un efecto de lifting que disminuye la celulitis y estimula la producción de colágeno, con lo cual la piel toma firmeza y se evita la flacidez”, dice el especialista.

 

Pero, ojo, debemos tener presente que esta técnica elimina solo pequeñas cantidades de grasa localizada que han sido difíciles de tratar con dietas y ejercicios, lo que quiere decir que se trabajará solo una zona del cuerpo por vez.

 

“La lipólisis no es una técnica, es la combinación de muchas que ya existen, pero en la que predomina la presencia de la tecnología que aporta un rayo láser especialmente calibrado para actuar sobre los adipositos (células del tejido adiposos) que contienen la grasa”, corrobora el doctor Cabello.

 

Entre los beneficios de la Lipólisis láser encontramos que es un procedimiento mínimamente invasivo, que produce menor trauma en los tejidos del paciente y que hay menos dolor e inflamación postoperatoria.

 

“Esta técnica produce menos moretones y pérdida de sangre, ofrece una recuperación fácil, segura y más confortable, también brinda mejores resultados que la antigua lipoaspiración”, asegura el cirujano plástico.

 

De hecho, se diferencia de la liposucción clásica en que no se extrae la grasa, sino que la descompone y más tarde el cuerpo la elimina totalmente mediante la orina y con la ayuda de drenaje linfático. Es por ello que normalmente se aconseja beber mucha agua y llevar una dieta equilibrada durante los días posteriores al tratamiento ambulatorio, además de usar una faja para asegurar que la lipoescultura se mantenga.

 

 Para realizarla, se inyecta anestesia local en la parte del cuerpo que se va a tratar y luego se realiza una pequeña incisión para introducir el láser y comenzar a realizar movimientos circulares para destruir la grasa. Al finalizar se coloca una venda compresiva.

 

El postoperatorio no es doloroso y la recuperación es rápida. Además, la piel y los tejidos tienen la oportunidad de regenerarse totalmente, con lo que la piel se ve más tonificada, joven y bella.
Como el procedimiento no solo destruye la grasa sino los envases, el resultado es permanente. El cuerpo no puede producir más adipositos, por lo cual no puede crear mas células donde se acumule la grasa.

 

Si la persona engorda nuevamente, la grasa se acumulará en otras partes del cuerpo diferentes a las ya tratadas.

 

El paciente podrá disfrutar del resultado final entre 30 y 60 días después de la intervención.

 

Texto: Angélica Conrado Cúdriz
Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Creado en Martes, 29 Octubre 2013

La reivindicación de los tatuajes

noticias tatuajes

Muchos profesionales y adultos optan por marcar vivencias significativas en sus cuerpos.

El estigma que ha acompañado a los tatuajes durante décadas parece haber evolucionado ante la cantidad de jóvenes profesionales y adultos que han convertido su piel en un lienzo.

Cada vez más personas consideran que memorias de su boda, del nacimiento de un hijo o la muerte de un ser querido son acontecimientos dignos de ser recordados con una marca perenne en su cuerpo.

Tanto es su afán que están dispuestos a pagar miles de dólares por coloridos tatuajes que, incluso, en ocasiones tardan varias sesiones en completarse por el tamaño y la complejidad del dibujo.

Expresiones artísticas

“Ya no se asocia con sectores marginados, presos o soldados. Antes la gente no tenía una imagen pública favorable de los tatuajes, pero ahora hay más personas tatuándose, especialmente mujeres”, dijo el antropólogo Jorge Duany.

Según el experto en comportamientos sociales, hacerse un tatuaje se ha convertido en una tendencia, una moda creciente, aunque muchos todavía prefieren lucirlos en lugares donde puedan ocultarlos por miedo a ser discriminados en sus lugares de trabajo.

“Antes se veía como algo del bajo mundo, algo tabú, pero ya no. Ahora la gente busca, a través de expresiones artísticas, plasmarle significado a diferentes vivencias”, dijo el psicólogo Luis Román.

Según el doctor Carlos Andújar, en culturas pasadas, particularmente en el continente africano, el tatuaje era un símbolo de “estatus y madurez”.

“Pero, en tiempos modernos, se ha convertido en parte de la cultura urbana y los jóvenes profesionales ven el potencial de mostrar tatuajes en su cuerpo en su tiempo libre”, dijo el psicólogo clínico, quien recalcó que aún impera el prejuicio entre miembros de los llamados ‘baby boomers’ (los nacidos entre 1940 y 1964).

Códigos de vestimenta

Según el doctor Román, en muchos lugares de trabajo no es impedimento la visibilidad de tatuajes.

Sin embargo, aún hay ocupaciones que requieren que el empleado no luzca tatuajes en su cuerpo. Por ejemplo, el Reglamento de Personal de la Policía de Puerto Rico exige que los aspirantes a cadetes no tengan tatuajes o algún arte corporal visible.

Al menos en Puerto Rico, según Manuel Rodríguez Banchs, abogado laboral, no hay otro reglamento que prohíba la visibilidad de tatuajes en el trabajo.

Ruy Delgado, exsecretario del Trabajo de Puerto Rico, observó que tanto empresas privadas como agencias gubernamentales pueden, en sus códigos de vestimenta, prohibir que los empleados muestren tatuajes e imponer medidas disciplinarias si no cumplen con este requisito.

“Esto se da, especialmente, entre personas que tienen que intervenir directamente con público”, dijo Delgado. Mencionó, por ejemplo, personas que trabajan en la Policía, en el sector de la banca y en otros lugares de servicio directo al público (como restaurantes y agencias de gobierno).

Sin embargo, recalcó que un empleado que trabaje en un almacén y no atienda público podría objetar tal prohibición “ya que iría en contra de su derecho a la intimidad”.

Más apertura

Carlos Zorrilla, dueño de un local de tatuajes, cuenta que desde los ‘reality shows’ sobre tatuajes la percepción ha cambiado.

“Ahora la gente viene con unas ideas y hay que ser más creativos. Los trabajos son más grandes y tardan varias sesiones, de dos y tres horas cada una, a unos 100 dólares por hora”, dijo Zorrilla, quien trabaja hace 16 años como artista dermatógrafo.

José Ortega, tatuador, comenta que ha notado un aumento de personas mayores de 25 años pidiendo grabados con significados especiales, como el rostro de personas relevantes en su vida o las huellas de bebés.

“Se ha cambiado la visión hacia los tatuajes”, cuenta Ortega, mejor conocido como ‘Mota’, quien explica que cuando alguien famoso se tatúa es frecuente que sus seguidores hagan lo mismo.

Por otra parte, es común que las mujeres se tatúen a sus hijos. Es el caso de Marta, a quien la maternidad sorprendió tras varios intentos fallidos de dar a luz. La mujer quiso marcar el emotivo momento con otro tatuaje. En esta ocasión, el grabado muestra la impresión de los diminutos pies de su bebé junto al nombre del pequeño.

“Ese lo tengo en el costado, cerca del corazón, porque guarda muchas razones especiales para mí y es algo bien privado que comparto solo con las personas más cercanas a mí”, dijo.

Piden más regulaciones

Como en varias partes del mundo, una de las preocupaciones de las autoridades y de los padres de familia es la higiene en los sitios de tatuaje.

Por lo general las entidades de salud les piden a los tatuadores y a los dueños de los locales que asistan a una charla de control de infecciones y técnicas de asepsia.

Sin embargo, Mota entiende que deben haber más orientaciones sobre cómo servir al público, tanto para mantener el lugar libre de potenciales infecciones como para protegerse ellos mismos como empleados.

Por su parte, Zorrilla opina que las autoridades deben ser más enfáticas con las personas que operan sin licencias. Además, comentó que al limitar la edad de tatuarse se ha proliferado una subcultura: lugares no regulados que exponen a las personas que acudan allí a riesgos salubristas.

Tanto en el negocio de Mota como en el de Zorrilla sorprende el olor a alcohol y a limpio. Ambos aseguran estar conscientes de la importancia de cumplir con las regulaciones.

Los costos y la complicación de quitarse un tatuaje

“Cuando mi hija se hizo dos tatuajes, no pude decirle que no, solo le dije: ‘piénsalo bien, que después removerlos es un problema’ ”, cuenta Brenda Lleras, de 50 años.

La esteticista sabe los efectos de marcarse la piel. A los 20 años, tras tomar un curso de tatuajes y maquillaje permanente, ella misma se grabó un pequeño corazón en el muslo. Hace varios años, durante una convención de tatuajes, un artista dermatógrafo le marcó otro, esta vez en la espalda, pero no quedó satisfecha con este segundo tatuaje y hace varios años comenzó un largo proceso para removerlo.

“Me quedó muy clarito y cuando me pongo blusas con escote bajito se ve. Bueno, una señora en el banco el otro día lo vio y me dijo: ‘Mejor quítatelo o retócatelo’ ”, dijo.

Según el doctor Luis Ortiz Espinosa, aunque existen varias técnicas, es muy difícil remover completamente un tatuaje. Aunque todo depende del área, el tamaño y los colores del grabado, el dermatólogo recalcó que ninguna técnica -como el láser o la dermabrasión- puede asegurar una remoción total y sin rastros. Los riesgos de cicatriz, cambios en la textura de la piel, en coloración y reacción alérgica al tratamiento son mínimos, pero posibles, durante el proceso de remoción, dijo el experto.

“Muchos piensan que esto es un proceso rápido, pero toma varias sesiones. Tenemos que buscar alternativas para aclarar el tatuaje y dejar la menor marca posible”, comentó el experto, quien recalcó que no hay un tipo de láser capaz de remover todos los colores, por lo cual existen varias máquinas.

Los tatuajes con colores muy brillantes, como azul y rosa, son más difíciles de eliminar, dijo Ortiz Espinosa, quien comentó que las áreas más difíciles de remover son los de las piernas, particularmente los talones.

Según el dermatólogo, el láser rompe las partículas de pigmentación para que sean absorbidas por el cuerpo y salgan por el sudor y la orina.

“El costo depende del tamaño, pero varía desde 50 dólares por sesión hasta 500 dólares”, dijo el galeno, quien enfatizó en que ningún plan médico cubre este procedimiento por ser un tratamiento cosmético.

Un tatuaje sencillo tamaño 2 x 2 cuesta de 60 dólares a 100 dólares. Su remoción, sin embargo, es de 100 a 200 dólares por sesión, con un mínimo de cinco a siete sesiones.

La mayoría de las personas que solicitan remoción de tatuajes son mujeres entre los 20 y los 40 años de edad y de clase media, aseguró el galeno.

“Lo importante es que las personas sean realistas porque, entre los riesgos, está el que no lo podamos sacar completamente, que se aclare un poco, pero que se quede”, indicó al recalcar que la descoloración del pigmento es más notable en personas de tez trigueña.

MARGA PARÉS ARROYO
EL NUEVO DÍA (PUERTO RICO)/ GDA

Creado en Martes, 22 Octubre 2013

Si de lo que se trata es de atenuar las arrugas de expresión, que 'no te den gato por liebre

En el caso de los productosbotox-like, se trata de cremas, geles o fluidos, en definitiva cosméticos, que contienenpéptidos sintéticos, cadenas cortas (muy cortas) de aminoácidos; habitualmente no más de seis, siete u ocho. Con esa reducida estructura pretenden hacer tanto como la toxina botulínica, en definitiva interferir la liberación de un neurotransmisor específico en las placas motoras para desencadenar la contracción muscular.

El más conocido de esos péptidos es el acetil hexapéptido-3, que como su propio nombre indica está formado por 6 aminoácidos. Siendo posible su fabricación, no son más de seis, siete u ocho aminoácidos porque de otro modo el proceso de obtención lo haría caro, demasiado costoso para un producto cosmético.

Objetivamente (referencia bibliográfica: International Journal Cosm Sci, 2002, 24, 303-310), la actividad de estos productos se valora en AAUs (unidades de actividad antiarrugas) que miden la atenuación de la liberación de neurotransmisores in vitro, en definitiva en placas de cultivo de laboratorio. Resulta que a la toxina botulínica inyectable que utilizamos los médicos en España (comercializada como medicamento únicamente con los nombres deVistabelAzzalure y Bocouture) le corresponde una actividad de valor 12; y al mencionado hexapéptido una actividad de 0’00030, lo cual significa que es 4.000 veces menos activo que la toxina botulínica.

Y todo ello in vitro, o sea, en ambos casos, poniendo el producto directamente en contacto con un cultivo celular. Debe tenerse en cuenta que la práctica clínica habitual, es decir in vivo, la toxina botulínica (VistabelAzzalure yBocouture) es inyectada por el médico directamente en el músculo que desea tratar, para relajar su capacidad contráctil; en tanto que el péptido, en el seno de un cosmético, es aplicado sobre la superficie cutánea debiendo alcanzar, en virtud de una determinada capacidad de penetración, la profundidad adecuada, es decir el plano muscular.

Dicho lo cual, y justificado, no es admisible que se diga que tales péptidos son una alternativa a la toxina botulínica, 'maquillando' la sustancial diferencia que hemos acreditado con cuestiones como que son más seguros, más económicos, menos dolorosos porque no requieren inyecciones, sin efectos secundarios, etc.; y menos recurriendo a mentiras del tipo 'efectos irreversibles' y 'puede conllevar deformaciones del gesto'.

Nos parece, cuando menos, que se falta a la verdad de forma interesada; alguno hablaría incluso de publicidad engañosa.

En cambio, sí son un tratamiento complementario que debe ser tenido en cuenta por varias razones:

  1. En la consideración de tratamiento preventivo en pacientes muy jóvenes, incluso menores de 18 años.
  2. En el caso de existir alguna de las contraindicaciones formales (muy pocas) de la toxina botulínica.
  3. En el caso de rechazo 'insuperable' a las inyecciones.
  4. Porque, en aplicación domiciliaria continuada, se les puede utilizar como refuerzo del tratamiento estándar con toxina botulínica; y con ello amplificar el resultado y/o prolongar la duración de los efectos, permitiendo distanciar las sesiones.
  5. Porque pueden representar una alternativa, ahora sí, en casos de resistencia. Hay que recordar que, en la población general, existe un 4-8% de personas con resistencia biológica y clínica acreditada.

Tenemos asumido que, para una mayor eficacia, en el proceso de fabricación de tales productos será necesario el recurso a cadenas más largas de aminoácidos (en este caso, el problema será posiblemente el precio del producto final), extremar la pureza de los componentes, emplear liposomas o nanosomas (que permiten encapsular y transportar mejor los principios activos), utilizar dosificaciones adecuadas, etc.

Y los médicos podremos contribuir mediante el empleo de sistemas que faciliten la penetración y difusión de los péptidos en los tejidos. Por ejemplo, la microdermoabrasión (con o sin cristales), los peelings químicos, la micropuntura (microneedling) y la electroterapia de transporte (hidroelectroforésis, dermoporación, etc.)

 

" citado por  http://www.beautymarket.es/"

Creado en Martes, 22 Octubre 2013

Angélica Andrade, confesiones de una adicta a las cirugías

adicta cirujiasBuscó el camino más fácil,el mismo la llevó a sufrir graves consecuencias.

¡Quería ser perfecta! Así que con solo 18 años entró al quirófano por primera vez para realizarse una rinoplastia. Sin embargo, no quedó conforme y se practicó otras cuatro cirugías hasta lograr la nariz que soñaba. Visitar al cirujano se le convirtió en una obsesión; se veía imperfecciones por todos lados.

"La primera vez me quedó como una montaña y se me inflaban cada rato los cartílagos".

La ibaguereña, que se dedicó al modelaje y ha participado en unitarios de series como Mujeres al límite y Tu voz estéreo, no tiene ningún pudor en contar que ya lleva una docena de intervenciones estéticas.

¿Cuánto dinero ha gastado?

Mucho...

¿Cómo ha pagado todas sus cirugías?

La primera me la pagó mi mamá. Luego, con mis trabajos de modelaje me las pagaba yo; pero la mayoría fueron canjes de publicidad con cirujanos y esteticistas que me las hacían a cambio de que fuera su imagen.

¿Qué dice su familia?

Cuando mi mamá se dio cuenta de que ya lo estaba cogiendo como deporte, se molestó mucho.

¿Se obsesionó?

Yo quería tener un cuerpo perfecto. En eso influye mucho el mercado, que nos impone modelos de belleza. Para cumplir con esos parámetros recurrí al camino más fácil y luego me di cuenta de que no era necesario, pues muchas cosas se logran con ejercicio y buena alimentación.

¿Se arrepiente?

No, porque las disfruté, trabajé, gané dinero, viajé... Pero hoy creo que no es necesario pasar por todo eso para conseguir la perfección.

¿Cuándo fue su último paso por el quirófano?

En noviembre pasado; pero fue una cirugía reversiva a causa de unos biopolímeros que me pusieron en la cola que me estaban haciendo daño y tocaba sacarlos.

¿Cuándo piensa parar?

Ya lo hice. En el 2004 paré, pero a los cuatro años volví a caer, precisamente con la cola. Una cirugía que nunca debí practicarme porque no la necesitaba. Me dejé influenciar por una amiga que me decía que yo no tenía cola y debía ponerme un poquito. Accedí porque eran solo unas inyecciones que no obligaban a pasar por un quirófano. Fueron demasiado dolorosas; además luego me enteré de que me pusieron unos biopolímeros, y fue un drama. Con eso ‘quedé curada’. ¡No quiero ni una cirugía más!


Vivian Tatiana Martínez

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
28 de marzo de 2013
Autor
Vivian Tatiana Martínez

 

Creado en Martes, 22 Octubre 2013

5 Traramientos para Rejuvenecer sin usar el bisturí

 

 

rejuvenecer sin usar el visturiConozca algunos procedimientos no invasivos para mejorar la apariencia del rostro.

Mantenerse joven es un deseo de muchas personas, pero no todo el mundo está dispuesto a pasar por el quirófano para rejuvenecer.

Hoy, la ciencia médica ofrece una serie de alternativas que pueden retardar el envejecimiento sin tener que hacer uso del bisturí.

Para Alexandra Mora, médica otorrinolaringóloga y experta en cirugía facial, “estos procedimientos son ideales para hacer que los signos propios del envejecimiento sean menos notorios y de forma natural”.

Y añade que para lograr estos resultados es clave tener en cuenta las proporciones, la simetría, la armonía, el estilo de vida y el tipo de piel de cada paciente.

César Burgos, presidente de la Asociación Colombiana de Dermatología, asegura que estos procedimientos, si bien son benéficos, pueden tener ciertos riesgos si no son practicados por médicos idóneos, y asegura que las complicaciones se presentan cuando estos se llevan a cabo en centros de estética atendidos por personas sin experiencia.

“Es importante la calidad de las herramientas que se utilizan. Hay quienes, por ahorrar, usan sustancias incompatibles con el organismo”, sostiene el dermatólogo Campo Elías Páez.

Alexandra Mora describe cinco de los procedimientos más comunes para mantener la piel, principalmente la del rostro, con una apariencia más fresca.

1. Toxina botulínica

Conocida comúnmente como bótox, es una toxina que relaja los músculos.
Al aplicarla en aquellos que marcan líneas de expresión se afinan las facciones y se disminuyen arrugas profundas, lo que da una apariencia de rejuvenecimiento temporal. Su efecto dura aproximadamente seis meses y se puede repetir.

2. Implantes faciales

Son seguros para rellenar surcos, líneas profundas, cicatrices con surcos, pliegues y aumento de volumen de los labios muy delgados. Estos implantes deben ser de ácido hialurónico, un gel altamente maleable, que debe ser usado en forma minuciosa para que sea duradero y así se logre obtener una apariencia juvenil y, sobre todo, natural.

3. Microexfoliaciones

Son limpiezas faciales mecánicas que retiran cuidadosamente las imperfecciones superficiales de la piel.
En esencia, pulen la dermis, principalmente la del rostro, con lo que se le devuelven el brillo y la apariencia fresca, como la de la piel joven.

4. Los láseres

 Se utilizan para el manejo de manchas, descolgamientos, cicatrices, lesiones benignas de piel, como verrugas y lunares.
Igualmente, se usan para la depilación, el tensado o el estiramiento, para acné, venitas, grasa localizada, celulitis y flacidez.
Está también el Fraxel, que emplea la tecnología láser y se utiliza para descolgamientos marcados o manchas pronunciadas, entre otros.

5. Cosmocéuticos

Son productos médicos con fines cosméticos. Se prescriben para recuperar, restaurar, mejorar la calidad y mantener la salud de la piel y optimizar los resultados luego de que la persona ha sido sometida a un procedimiento quirúrgico o no quirúrgico.

REDACCIÓN EL TIEMPO

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
3 de septiembre de 2013
Autor
REDACCIÓN EL TIEMPO

 

Subcategorías

Contacto

Dirección: Calle 99 Nro 47a - 33
Barrio La Castellana
PBX: 602-0888
Celular: 3173732933 
E-mail: info@demlaser.com
Bogotá-Colombia

            siganos   FB icon  twitter icon        Aceptamos todas las tarjetas de credito

tarjetas de credito2

Desarrollado por:  Tecnología C y C    ||     Dékiru-D